Bogotá D.C. 21 de septiembre de 2018
Señor Director:
Conscientes de la necesidad de cumplir la misión encomendada por el constituyente en relación con la determinación, discusión y cobro de los tributos, los trabajadores de la DIAN comprometidos con su tarea, hacen ingentes esfuerzos, aun sacrificando salud y familia para lograr la meta.

Ha sido una constante de las organizaciones sindicales, demandar del Gobierno Nacional, entre otros puntos, la ampliación de la planta como necesidad palmaria, que mitigue en gran medida los problemas de salud mental producidos por un estrés laboral.
Las legítimas pretensiones de los funcionarios como el fortalecimiento de la planta, la creación de la Escuela de Altos Estudios, los concursos entre otros, no han tenido el desarrollo legal, todo lo contrario, se han quedado en el papel.
Laboramos en circunstancias difíciles y muchas veces tortuosas, porque sin tener en cuenta la excesiva carga laboral, la falta de apoyo de las directivas, de capacidad operativa, las inconsistencias de los sistemas informáticos, cumplimos metas; estas debilidades nos abocan a que los administrados y algunas autoridades de la república se abroguen el derecho de usar la espada de Damocles para señalar actos de corrupción inescindiblemente ligados a la desidia administrativa generada desde la Alta dirección que no ha demostrado voluntad política para mejorar las condiciones de todos los trabajadores de la Entidad.
Nos fiscalizan y persiguen arduamente TODOS los entes de control externos, además de los internos, quienes en un desacertado procedimiento administrativo, que desconoce incluso garantías fundamentales, como el derecho a la protesta y desdibujando su verdadera labor de apoyar y fortalecer nuestro quehacer, se limitan a la censura e imposición de sanciones sin el conocimiento real técnico, jurídico y fáctico de nuestras funciones y condiciones de trabajo y de la mano, la falta de garantías y vulneración del debido proceso.
Todo lo anterior ha llevado a los señalamientos que la prensa mediática ha usado para poner de nuevo en la picota publica a la Entidad.
Señor Director, el ente persecutor ha señalado de una manera muy fría, drástica y despiadada una serie de “irregularidades”, que deja en entredicho la honra de la TOTALIDAD de los funcionarios de la entidad, en específico de los de las áreas de Cobranzas y más exactamente los de la Dirección Seccional de Impuestos de Bogotá, desconociendo las circunstancias reales que rodean nuestro quehacer, se indica que  existen más de setenta y siete mil procesos prescritos, con un presunto detrimento patrimonial que ascienden a la suma de cuatro billones de pesos, pero no se tiene en cuenta que nuestra labor no es fácil, que muchas veces los contribuyente no poseen patrimonio alguno que se les pueda perseguir, que a pesar de las acciones que se realizan es imposible el recaudo de muchas de las obligaciones que se encuentran en mora, además tampoco se indica, y parece no tenerse en cuenta, la excesiva masa de contribuyentes morosos y la falta de capacidad operativa (por falta de personal, sistemas informáticos deficientes etc.) que no permite un cobro eficaz que logre cobijar la totalidad de expedientes vigentes.
Adicionalmente, se señalan unas acciones que ni siquiera son de competencia ni del alcance de los funcionarios de cobranzas, seguramente los entes investigadores desconocen la competencia y los roles específicos que se manejan en cada una de las
áreas de las Direcciones Seccionales, considerando erróneamente que todos los funcionarios tienen la posibilidad de modificar los sistemas de información, cuando por ejemplo, en específico, los funcionarios de cobranzas no tienen la posibilidad de manipular la información virtual, por lo que no es cierto que borren deudas o negocien intereses, como se ha indicado en los diferentes comunicados.
Es por ello, señor Director que manifestamos nuestro TOTAL DESACUERDO, respecto de las comunicaciones de la Fiscalía General de la Nación y demandamos su intervención ante los medios para que desmienta el señalamiento de que hemos sido objeto, se precise que la prescripción de la acción de cobro en la cuantía informada al país, no obedece a hechos de corrupción sino a la falta de personal en la Entidad que dinamice el proceso de cobro. Que diga Usted que, desde su administración, como lo ha manifestado, fortalecerá la planta para que el fenómeno jurídico prescriptivo no opere y los administrados cumplan con la carga tributaria que les corresponde.
Los funcionarios de esta especial Dirección Seccional demandamos su presencia en nuestras instalaciones, para que en un dialogo abierto, constructivo, dinámico y respetuoso, evidenciemos la necesidad de honrar la ley cuando el legislador en el artículo 323 de la ley 1819 de 2016, dispuso fortalecer la Entidad desde la perspectiva técnica y del talento humano, tomando como base su proceder eminentemente jurídico y de respeto al constituyente primario.
Es nuestro interés, erradicar las prácticas maquiavélicas, los señalamientos infundados, el irrespeto al debido proceso, el irrespeto a la integridad personal de cada uno de los servidores. Buscamos propender por la meritocracia y la transparencia en los procesos de designación de jefaturas, entre otros vicios de la cosa pública.
Es Usted como Nuevo Director, el más llamado a alzar la voz en defensa de la institucionalidad, más aún cuando lo tuvimos en esta casa, en el área de doctrina, conociendo la dinámica institucional y el sano quehacer de la comunidad DIAN.
Extrañamos un comunicado oficial que advierta no solamente que encontró una DIAN con presupuesto deficitario y una planta de personal que debe ser fortalecida, sino que exalte el talento humano de una DIAN que Usted otrora conoció, como miembro del equipo jurídico en doctrina tributaria y después desde la orilla de la Litis.

Con sentimiento de respeto, SINEDIAN

Subdirectiva Bogota
MARTHA JEANNETTE PINZON MUÑOZ
Presidente


Contáctenos

SINEDIAN - Sindicato Nacional de Empleados de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales

Dirección: Calle 36 No. 14-05 piso 5 Bucaramanga, COLOMBIA.
Correo electrónico: sinedian@gmail.com - sinediancomunicaciones@gmail.com
Teléfono: (57) (7) 652 44 31