Desde esta Junta, lamentamos la situación que se presentó días previos en la Dirección Seccional de Impuestos de la ciudad de Bogotá, pero más lamentable aun, es el tratamiento que siempre dará la "Gran Prensa" a estos temas. Usar información privilegiada siempre será un tema sensible en todos los niveles del Estado, pero recientemente observamos cómo se maneja esta situación en los micrófonos, cuando atañe a caras distintas de la moneda.
La Nación observó cómo desde altas dignidades, un simple concepto jurídico, exoneró a las compañías carboneras de pagar cuantiosas sumas por impuestos, la perdida para el Estado sobrepasó los 13 billones de pesos, y de eso nada se sabe; ni que pasó con las investigaciones, solo una Sentencia del Consejo de Estado, evitó un mayor desangre del erario, y no se recuperó un Peso. Después presenciamos casos, como los denunciados por esta Subdirectiva, donde se benefició a una empresa poderosa de la región, Métodos y Sistemas, con prescripciones, y debemos respetar el Debido Proceso, antes de hacer cualquier pronunciamiento; pero cuando se trata de un trabajador, parece que el Debido Proceso no existiera y peor aún, lo condenamos los mismos trabajadores sin conocer muchos pormenores de la situación.
No se trata de defender o justificar conductas, se trata de reivindicar nuestros Derechos Constitucionales, y uno de ellos es el respeto a la Garantía Constitucional de un Debido Proceso y la Presunción de Inocencia.

Ahora muchos hablan de nuestra entidad y afrentan a sus trabajadores, pero no sé acuerdan del Debido Proceso, la Presunción de Inocencia, y del daño, que no solo se hace a las familias de los compañeros investigados, sino a la de todos los trabajadores.
Esperamos que opere para nuestros compañeros de impuestos y de aduana, el Debido proceso, y la presunción de inocencia, y deseamos que también se dé para las muchas respuestas que esperamos los trabajadores de la DIAN, cómo lo fueron los llamados Panamá papers, la exoneración de impuestos a las carboneras, filtración de bases de datos desde informática, que se nos diga cuál es la razón, después de cuantiosas inversiones nuestros sistemas son frágiles, que se nos diga cuál es la razón para no fortalecer nuestra entidad después de tramitarse una reforma tributaria que así lo dispuso.
Ojalá algún día dejemos de decirle avispado al alto funcionario que utiliza información privilegiada para enriquecerse y no juzguemos a nuestros iguales sin que exista un pronunciamiento definitivo de la justicia.
En este momento, muchos; desde diferentes sectores políticos, llaman reestructurar nuestra entidad, y hablan de, un mal denominado, relevo generacional, como si la corrupción fuera cosa de edades, no olvidemos que son los mismos que desde sus altos cargos, cual herederos políticos; siempre jugaron con los dineros del Estado, pero a ellos si les aplicaron eso, que muchos tal vez no tenderemos; un DEBIDO PROCESO y una PRESUNCIÓN DE INOCENCIA.

JUNTA DIRECTIVA
SINEDIAN SUBDIRECTIVA BARRANQUILLA


Contáctenos

SINEDIAN - Sindicato Nacional de Empleados de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales

Dirección: Calle 36 No. 14-05 piso 5 Bucaramanga, COLOMBIA.
Correo electrónico: sinedian@gmail.com - sinediancomunicaciones@gmail.com
Teléfono: (57) (7) 652 44 31